Código QR: una herramienta de marketing que debemos volver a usar

Quiero iniciar esta publicación con una célebre frase de Confucio por la simple razón de que vamos a hablar de algo que muchos dicen que pasó de moda, otros que no funciona y por esta razón es que ya no se usa más… El código QR.

- Quien volviendo a hacer el camino viejo aprende el nuevo, puede considerarse un maestro -

Es probable que los marketeros y las empresas nunca supieron utilizarlo de la forma correcta y esto no causó la justa aceptación por parte del público en general, especialmente en muchos países de América en donde las novedades tech y las herramientas destinadas al marketing parecen que llegan y se van tan rápido, que no dan tiempo tampoco de testearlas bien y explotarlas de la forma correcta… hasta casi volverse en un consumismo mercadotécnico compulsivo.

Por qué la frase? Por la simple razón de que mi último viaje al continente viejo me ha hecho entender que los QR no sólo son muy utilizados, más bien están en todos lados! Te aseguro que he visto más códigos QR que hashtags.

Después de haber escaneado casi esquizofrénicamente todos los QR que me encontraba por delante, me quedé pensando y decidí de hacer esta publicación en donde te voy a compartir algunos consejos de cómo y en dónde podemos usar un código QR, extremadamente útil para cualquier acción de marketing.

Código QR: una herramienta de marketing que debemos volver a usar

Antes que todo una pequeña introducción a los que no saben que es un código QR: como lo dice la palabra, es un código de barras (más o menos como el que esta impreso en los productos que compramos en un supermercado), bidimensional (2D), generalmente diseñado por módulos de color negro y que viene creado para memorizar cualquier información que puede ser leída a través de un smartphone.

Su funcionamiento es muy sencillo. La persona debe descargar cualquier lector de códigos QR disponible para iOS, Android y Windows (hay miles, no pesan nada y son gratis), abre la App, posiciona la cámara del teléfono hacia el código y listo. A partir de ahi, dependiendo lo que estás escaneando, se abrirá un mundo paralelo.

Hablando de Europa, el código QR lo podemos ver en todos lados, en facturas de servicios públicos, en productos, revistas, anuncios en vía pública, publicidad en TV, prensa, etc…

Hablando de marketing, el código QR ofrece un mundo de oportunidades, especialmente conectar el mundo real con el digital (online).

No es fácil idear una campaña publicitaria ganadora utilizando un QR, tampoco es fácil crear códigos que funcionen bien ya que se necesita de conocimientos en programación web. Pero si le ponemos un poco de garras, creatividad y tecnología, podemos lograr un resultado ad hoc, atraer consumidores y hacerle la vida mas fácil a nuestros clientes (fidelización).

En países como Italia y España todos utilizan el QR justamente porque grandes empresas, entidades del gobierno como por ejemplo el transporte público, ONGs y hasta tiendas de ropa y restaurantes lo han adoptado como herramienta indispensable en su estrategia de comunicación. El 45% de los usuarios de smartphone tienen un lector de códigos QR instalado en su dispositivo. A ver, si escanearlo te permite ahorrar en un restaurante o pagar la boleta de luz, es lógico que funciona y sigue más vivo que nunca.

Ejemplos en donde utilizar un código QR

Revistas y volantes de agencias de viajes o inmobiliarias: podemos asociar un código QR que al escanearlo nos redirecciona a una página con un video, una galería de fotos o más informaciones.

Donde utilizar un código QR

Para las tiendas: en las etiquetas del producto el código QR puede direccionarnos a una tienda virtual o blog en dónde el cliente puede ver comentarios acerca del producto. Por ejemplo, la cadena de supermercados Tesco, para sus revistas de productos han creado tiendas virtuales en donde los productos pueden ser fácilmente comprados gracias a los QR.

En las cartas de los vinos o en el menú del restaurante: se pueden crear algunas páginas de presentación de los vinos o de la comida ofreciendo al cliente informaciones útiles como tabla de calorías o combinaciones perfectas. En España lo vemos impreso hasta en las botellas de vino.

Donde utilizar un código QR

En las facturas o pagarés: una de las ventajas del QR es que podemos generar miles de códigos únicos y diferentes para cada uno de nuestros clientes. Tus clientes pagan a cuotas algún producto? Gracias a un código QR podrían pagarlas de forma sencilla y rápida. Sería lindo poder pagar la factura de cable TV con sólo escanear un QR verdad?

Donde utilizar un código QR

Para museos, exposiciones y eventos: por qué no ofrecer informaciones adicionales y relevantes de los artistas, de las obras?

Anuncios de negocios locales en revistas y prensa: en lugar de escribir la ubicación, podemos utilizar el código QR para mostrar a través de Google Maps el lugar exacto de nuestras tiendas. También enviar a las personas hacia nuestra página de Facebook o mostrarles una presentación interactiva de los productos.

Descuentos: al escanear el código QR los clientes podrían obtener un descuento en tiempo real en una tienda o ser direccionados hacia una oferta exclusiva en un e-commerce. Recuerda que las posibilidades son ilimitadas, así que podríamos hasta intercambiar el descuento con algo que nos interesa… algo como… Estimado cliente, para recibir el descuento, primero dale Me Gusta a nuestra página de Facebook!

Actualmente existen negocios exclusivamente virtuales que adoptan la publicidad en vía pública para vender sus productos. Como muestra la imagen a continuación… caminando en la calle, escanea el QR y el producto ya está en tu carrito de compra listo para ser adquirido!

Donde utilizar un código QR

Ventajas del código QR

– Sencillo de utilizar, no hacer perder tiempo a un cliente interesado en una información ya que al escanear, vamos a poder direccionarlo exactamente al contenido específico.

– Ahorra espacio (texto al pedo) en cualquier material impreso.

– Genera engagement con las personas ya que da la posibilidad de seguir interactuando pre-post compra con el contenido de la marca o empresa.

– Lo podemos personalizar, desde el color hasta ponerle el logo de nuestro negocio.

– Cualquiera que dispone de conexión a internet y un smartphone puede utilizarlo.

– Medible. Podemos medir la cantidad de escaneos, acciones y recaudar datos personales de clientes o prospectos.

Desventaja (creo que es la única)

– El lector de códigos QR no es una App que viene default instalada en nuestros dispositivos móviles.

Como siempre, el contenido es el rey, así que antes de implementar esta poderosa herramienta de marketing primero tenemos que idear una estrategia apta para nuestro target, entender perfectamente en dónde utilizarlo y su objetivo. Como dije anteriormente, es una tool muy sencilla pero que necesita de mucha estrategia para que funcione bien. Hasta la próxima!