Conoce nuestros servicios publicitarios, el equipo de la agencia y nuestro multipremiado blog de marketing y tendencias.

Benchmark del marketing
digital en Paraguay

Menu

Ingeniería fiscal y comercio electrónico

8 AÑOS
ANIVERSARIO

Stuff We Love

Comercio electrónico en América Latina con una pizca de ingeniería fiscal

Quiero retomar esta publicación que nunca ha sido publicada en el blog de Latamclick -solo en LinkedIn Pulse- por el simple hecho de que las cosas no han cambiado mucho a distancia de 2 años. El tema del comercio electrónico despierta mucho interés en nuestros países, el auge se nota, las empresas quieren ampliar sus canales de ventas gracias al comercio electrónico, pero… por pequeñas trabas que algunas empresas nos ponen o por falta de conocimiento, muchas empresas (especialmente PYMES) han tirado la toalla y el objetivo de generar ventas online se ha desvanecido en el aire.

Ojo, no te hablo de tener una web con un carrito de compra que a la final hace el trabajo de cotizador virtual y que para finalizar la compra deben llevarte a la casa un POS o pasar por el negocio. Hablamos de que los clientes paguen online con sus tarjetas de crédito, de cualquier parte del mundo y desde cualquier dispositivo.

Comercio electrónico con una pizca de ingeniería fiscal

Personalmente nunca he decidido de publicar este análisis personal sobre la situación actual del vender online en América Latina por la simple razón de que, esperanzado, iba a cambiar la cosa, pero muy poco ha avanzado… así que push the button!

Como incansable buscador de nuevos negocios online, caí una vez más en la búsqueda y el análisis de diferentes alternativas de pasarelas de pagos online, claro, además de las clásicas y cerradas opciones que nos brindan en nuestros países. Así que te voy a compartir algunas soluciones alternativas de como cobrarle a tus clientes online.

Vamos a hablar de bancos, pasarelas de pagos online y el tabú del momento… el sacarle provecho a la ingeniería fiscal.

Antes que todo tengo que explicarte un poco el significado de pasarela de pago online, que para algunos, los que no se encuentran familiarizados con el comercio electrónico, puede resultar complicado entender. En los últimos 15 años, PYMES y grandes empresas, han tenido siempre las ganas de estar presentes en Internet y comercializar sus productos y servicios en la web.

Para poder vender un producto en Internet, existe una herramienta fundamental que en algunos casos es una de las tareas más difíciles para iniciarse al comercio electrónico, especialmente para América Latina, la plataforma de pago online. Quién te tiene que dar esta plataforma? Una empresa o banco que permite a los usuarios poder pagarte los productos, que brinde seguridad, confianza y estabilidad tecnológica.

¿Comercio electrónico tan complicado?

Hay que tener en cuenta que a causa de personas que realizaron y realizan fraudes en Internet, el usuario común ya desconfía desde un principio insertar sus números de Visa o MasterCard en un sitio Web no muy popular, y este es el primer obstáculo.

Comercio electrónico

Con el pasar del tiempo, este primer impedimento desvanece, gracias al marketing, aumento de la popularidad y certificados de seguridad como VeriSign que ofrecen mayor seguridad a los usuarios.

¿Cómo podemos cobrar a los usuarios que quieren comprar nuestro producto online?

Necesitamos una pasarela de pago. Las más conocidas son PayPal, 2checkout (entre otras) y por último Stripe que personalmente no la he utilizado en proyectos hasta el momento. Existen también proveedores locales, normalmente son instituciones financieras, pero tienen muchas limitaciones y carecen de una forma de implementación rápida y sencilla como los anteriores mencionados.

¿Cuál es el problema con estas pasarelas de pago online?

No tengo nada en contra de esta empresa, pero PayPal no cuenta con presencia (para comercios) en la mayoría de los países hispanos y esto se vuelve un problema. Pongo el ejemplo de Paraguay o Panamá, hace unos meses PayPal entró en el mercado local y ya ofrece la posibilidad de comprar productos y servicios online. Al momento de realizar una compra no hay problema, pero si queremos vender algo desde Paraguay o Panamá, el dinero se quedará toda la vida en la cuenta de PayPal ya que ellos no ofrecen la posibilidad de transferirte el dinero a tu cuenta bancaria local.

Qué el dinero entre, pero que no salga!

Comercio electrónico con una pizca de ingeniería fiscal

Además muchas cuentas ya fueron congeladas por sospechas de blanqueo de capitales y problemas tributarios, en resumen PayPal brinda un servicio seguro, profesional, pero para los comerciantes latinos es un dolor de cabeza.

Existen otras pasarelas de pago, pero qué tan confiables son? Podemos estar seguros de que el proceso no resulta complicado a los clientes? Podemos recibir las ganancias a una cuenta bancaria local? Impuestos muy altos?

Implementación arcaica

Otro tema muy importante es la imagen de nuestro negocio online. No es muy atractivo, opinión personal, que al momento de realizar el pago, el comprador tenga que salir de la página web para acceder a otra con un diseño completamente diferente.

Si analizamos algunos de los grandes negocios que existen en Internet, al momento de pagar, no te obligan a salir del sitio web. Sin menores inconvenientes el usuarios puede insertar su número de tarjeta de crédito directamente en la misma página del comerciante y adquirir el producto sin que el diseño de la web o el dominio cambien.

¿Por qué esto? Existen dos respuestas, la primera y la más común, es que, el país en donde opera el negocio online cuenta con una empresa (no banco) que suele llamarse procesador de tarjetas (los mismos que facilitan a los comercios el conocido POS), ellos brindan soluciones de pagos online bastante confiables, pero que en la mayoría de los casos resultan ser muy tediosas y caras ya que, en muchos países de América Latina piden un mínimo de ventas mensual de 10.000 dólares, cosa que para una PYME online es difícil.

No todos los productos a vender son aceptados, como por ejemplo Apps, casino online, contenidos para adultos, etc. y por último la obligación por parte del comerciante de pagar los normales impuestos sobre los productos y servicios vendidos ya que muy pocos países de América Latina disponen de leyes tributarias creadas para los negocios virtuales, así que ellos pagan la misma cantidad de impuestos que una tienda Zara del shopping.

Lo mismo sucede con los bancos locales, existen algunos que brindan la posibilidad de insertar pasarelas de pagos en sitios web pero sus comisiones son altas y lastimosamente en muchos países aún no brindan este servicio a causa de la falta de tecnología o acuerdos comerciales con las procesadoras de tarjetas.

Falta una pizca de ingeniería fiscal

Hemos hablado hasta el momento de las normales plataformas de pago online para el comercio electrónico, pero según mi parecer, para los reales negocios de Internet, lo más indicado es contar con un sistema para procesar las tarjetas alojado dentro del propio sitio web, manteniendo el mismo diseño de la propia página y con menos dolores de cabeza, esto es posible gracias al comercio electrónico offshore.

Una de las tareas más complicadas para los empresarios digitales (e-business), es poder entender y saber como abrir una empresa offshore dedicada al comercio electrónico. Normalmente cuando se trata de empresas ubicadas en América Latina que direccionan sus esfuerzos y conocimientos hacia lo digital, uno de los mayores problemas, es la forma de vender sus productos y servicios en Internet, recibir las ganancias e intentar de pagar la menor cantidad posible de impuestos (como todos).

Hay miles de empresarios que disponen de todas las ganas, conocimientos y capital para iniciar un negocio digital, pero se encuentran con el gran problema de cómo cobrar online a sus clientes y especialmente recibir sus ganancias.

PayPal o Stripe, son servicios que funcionan bien para EEUU y Europa, pero no eliminan el problema de los impuestos o de recibir fluidamente las ganancias en muchos países de América Latina!

Escenario promedio de una empresa en América Latina que quiere hacer comercio electrónico

1) No podemos recibir nuestras ganancias a través PayPal porque nuestro país no figura en la lista.

2) No podemos crear una cuenta bancaria en EEUU y recibir las ganancias de PayPal ahí, tu cuenta quedará congelada en unos pocos meses (a menos que pagues impuestos en EEUU).

3) 2CO no es muy conocido en los países hispanos y esto podría afectar las ventas a causa de la desconfianza del usuario al finalizar el pago con la tarjeta de crédito… de todas formas es una buena herramienta para darle un kickstart a tu emprendimiento online.

4) En el caso de que nuestro país figure en PayPal, necesitamos que el usuario realice el pago directamente dentro de nuestra página Web sin tener que hacer miles de pasos y salir de nuestro sitio para finalizar la compra.

5) Tenemos proyectada una empresa que podría generar unos 100.000 dólares por mes y en muchos países los impuestos locales son muy altos.

Solución: la ingeniería fiscal aplicada al comercio electrónico

Actualmente las más grandes empresas que trabajan en Internet son offshore. Véase la ingeniería financiera aplicada por Google, Microsoft o Facebook. En el mercado, existen diferentes entidades financieras que brindan la posibilidad de crear un e-business offshore y de esta forma, bajar la cantidad de gastos en impuestos. Cuidado que no es fácil, asesórate antes con expertos.

Comercio electrónico con una pizca de ingeniería fiscal

Delaware, la opción popular que todos los abogados recomiendan

Estado de Norte América que permite crear empresas offshore LLC, cuenta con un buen posicionamiento de marca, facilidades, pero para los e-business latinos no conviene. El problema radica en que para recibir el dinero (efectivo o cheque) de Paypal, se necesita una cuenta bancaria en Estados Unidos, y si la empresa LLC recibe sus ganancias dentro del país, tendremos que pagar impuestos en USA. Ojo, para montos chicos funciona, pero para empresas que generan más de 10.000 dólares por mes, se vuelve muy peligroso. Evasión de impuestos en Estados Unidos y el congelamiento de la cuenta de PayPal.

Antigua y Barbuda, Saint Vincent, Bermuda, Belize y Panamá

Abrir una empresa offshore en algunos de estos países es algo muy fácil (en este momento en Panamá no tanto por el problema de Panama Papers), un estudio de abogados te pueden cobrar desde 900 a 1600 dólares. Después de abrir la empresa, necesitas cobrar online, PayPal en estos países no transfiere dinero, así que la solución más conveniente es crear un merchant account.

Estos tipos de cuentas bancarias son creadas también para cobrar en Internet y recibir el dinero directamente a tu cuenta bancaria. Así que, tenemos una empresa offshore, una cuenta bancaria en un país offshore, contamos con un merchant account en un país offshore y generamos ganancias provenientes de otros países. Qué tal te parece?

Para abrir un merchant account se necesita presentar diferente documentos de la empresa. Además una garantía bancaria de mínimo 5.000 dólares. Las comisiones son un poco altas para las primeras transacciones, pero dependiendo la cantidad, van bajando.

Encontrar un banco offshore y que abra un merchant account no es fácil, aquí les dejo algunos de mi lista personal

  • https://usamerchantservice.com/merchant-account-services-1/saint-vincent-grenadines-merchant-account/
  • https://belizebank.com/corporate-banking/merchant-services/
  • https://firstatlanticcommerce.com/merchants/international-merchant-accounts/latin-america-and-the-carribbean/bermuda/
  • https://pichinchapanama.com/ (no disponen de merchant account pero habilitan cuentas bancarias internacionales y disponen de un excelente servicio al cliente)
  • https://towerbank.com/index.html#/banca-corporativa (no disponen de merchant account pero habilitan cuentas bancarias internacionales y disponen de un excelente servicio al cliente)

El mismo banco provee todo, el merchant account normalmente está en iFrame o a través de API, así que la implementación dentro del sitio web comercio electrónico es bastante sencillo.

Acuérdate que si vas a abrir una empresa offshore en algunos de los países mencionados arriba y generas dinero con clientes que se encuentran dentro del mismo país, tienes que pagar impuestos, aunque sea una empresa offshore.

– Hasta la próxima querido lector –

ESTAMOS
PARA
AYUDARTE


Intuimos que juntos podemos lograr grandes números.