Categorías
Nuestro Mundo

La publicidad subliminal explicada por Will Smith

La publicidad subliminal es una táctica de marketing utilizada desde hace más de 1 siglo. Varios exponentes de la ciencia, la política y sociología se interesaron a este tema durante años.

Mucho material sobre la publicidad subliminal que se encuentra en Internet no es verídico. Pienso que la palabra “subliminal” acompañada de una marca famosa, generan controversias, y en el mayor de los casos, son leyendas metropolitanas.

Si hacemos un salto en el pasado, el cine norte americano fue uno de los precursores del mensaje subliminal. Una táctica empleada en películas del mismo Disney, supuestamente para enviar mensajes ocultos al espectador.

Hablando de publicidad, en el 1957 el mercadologo James Vicary, utilizó esta táctica durante la filmación del la película Picnic (USA 1955), enviando el mensaje subliminal «toma Coca-Cola» y «come pop corn». Siendo un anuncio subliminal, el mensaje duraba 1 segundo, imposible detectar, y se repetía cada 5 minutos.

¿Resultado? Las ventas de Coca-Cola y pop corn aumentaron drásticamente. Supuestamente los números aumentaron después de transmitir la película en los cines. Desde este momento, comenzar miles de debates sobre la publicidad subliminal.

La teoría del subliminal se basa en que nuestro cerebro está dividido en dos hemisferios: el izquierdo, que es una mente consciente y por lo tanto objetiva. Y el derecho, que es una mente inconsciente y por lo tanto subjetiva.

  Tendencias visuales

El lado izquierdo se encarga de las funciones normales como levantar una mano o darnos vuelta al escuchar un ruido y es capaz de entender las percepciones que se generan por nuestros sentidos.

Te puede interesar leer Creatividad: el pensamiento divergente, el analítico y la innovación en el marketing

El lado derecho se encarga de las funciones que hacemos inconscientemente, como respirar, digerir y controlar las emociones. Y el subliminal le trabaja a este lado del cerebro.

Atención: hago spoiler de una peli

Will Smith en la película FOCUS: Maestros de la Estafa, me pareció que explica muy bien lo que significa enviar un mensaje a alguien, repetitivamente y de manera subliminal.

El personaje Liyuan, interpretado por BD Wong, es un adicto al juego. Will Smith debe lograr que esta persona quiera apostar. En esta parte de la película podemos ver el deseo, el querer algo sin poder controlarlo. Todos deseamos algo que no tenemos. Puede ser una ropa, un auto o un producto del supermercado…

Después de algunos intensos minutos, Will Smith explica lo que hizo para que Liyuan decida apostar «comprar» por el jugador 55.

  4 lugares donde puede crear un logotipo de marca gratis

A través de diferentes mensajes subliminales audiovisuales recepcionados por su sub-consciente, el elemento principal del mensaje (número 55) se grabó en la mente de Liyuan, sin que el se de cuenta.

Por esta razón que muchas veces cuando vamos al supermercado, pensamos que estamos seleccionando un producto al azar o por su precio, pero en realidad nuestro sub-consciente sabe bien que quiere, gracias también a los mensajes subliminales que nos rodean durante el día.

Algunas de las marcas más famosas que supuestamente utilizaron tácticas de la publicidad subliminal en sus mensajes son: Coca-Cola, Disney, Intel, Marlboro y Ferrari por mencionar algunas.

Muchos famosos logotipos contienen mensajes subliminales, pero a veces se deduce esto a causa de fake news, o por querer buscar el por qué a todo.

La publicidad subliminal busca al hemisferio derecho

El hemisferio izquierdo es capaz de juzgar en base a un análisis previo. Pero el derecho no, es instinto primitivo puro. El mensaje subliminal busca impresionar el lado derecho y privar al individuo la posibilidad de decidir y dar una opinión sobre lo que escucha o está mirando.

La unión de la publicidad subliminal con el mensaje repetitivo, puede llegar a condicionar el sub-consciente de una persona y llevar al consumidor a comprar ese producto.