¡Cuidado! Los influencers te quieren vender algo

Tu blogger favorita aparece en una fotografía comiendo en su casa y casualmente se observa con especial claridad la marca del reloj que lleva en su muñeca; el Youtuber que sigues con asiduidad, mientras te habla de los problemas de tráfico en su ciudad dice, como sin querer, que lo mejor es caminar y que él lo hace con unos tenis fantásticos de una de las mejores marcas del mercado; el famoso o deportista que sigues por Instagram aparece leyendo en una de las tablets que apenas hace unos días salieron a la venta.

¡Cuidado! Los influencers te quieren vender algo

Todo parece muy inocente, pero lo cierto es que en los últimos tiempos los influencers se han convertido en una de las mejores ventanas publicitarias para las empresas. El conocido como influencer marketing, según algunos estudios, han demostrado que es más eficaz que la publicidad convencional en los medios de comunicación. Sobre todo, porque el anunciante cuenta con un público cautivo y segmentado lo que permite que el mensaje llegue de una manera más directa y natural.

En los últimos años, varios influencers han firmado contratos millonarios con grandes compañías para promocionar sus productos. Existen varios casos en el mundo de la cosmética, como sucede con Aimee Song, Chiara Ferragni o Kristina Bazan, quienes aparecen en fotos o vídeos de YouTube haciendo recomendaciones de belleza, donde destacan las propiedades o virtudes de uno u otro producto, pero sin advertir al público sobre el contenido publicitario.

¡Cuidado! Los influencers te quieren vender algo

Esta situación ha tenido como consecuencia que la Federal Trade Comission (FTC) de los Estados Unidos haya decidido declarar ilegal este tipo de contenidos. Para evitar problemas, la FTC pide que las fotografías o vídeos vayan acompañados de la etiqueta #sponsored. Algunos bloggers incluyen el hashtag #MRPartner, sin embargo, para la FTC es insuficiente.

Además del organismo norteamericano, en Reino Unido también se han tomado cartas en el asunto y han pedido a sus influencers que adviertan al público sobre la naturaleza publicitaria de sus contenidos. Sin embargo, en Iberoamérica todavía no se han realizado medidas legales para evitar este tipo de publicidad encubierta. Al contrario, en España es completamente legal realizar una campaña de influencer marketing sin la necesidad de aclarar la naturaleza del anuncio.

¡Cuidado! Los influencers te quieren vender algo

Lo cierto es que también existen campañas tan sutiles que es imposible determinar si en realidad lo es. Como sucedió cuando la tuitera colombiana @Fergicienta se quejó, a través de su cuenta, de no encontrar zapatos Converse de color blanco. Pocos días después la empresa le respondió anunciándole que el producto que buscaba estaba en la recepción de su oficina, creando miles de comentarios y cientos de miles de impresiones. Además, la empresa aumentó su número de seguidores en la red social.

Todo indica que el influencer marketing seguirá adelante y dando buenos resultados. Y aunque la legalidad del mismo esté en cuestión, parece que todo podría arreglarse incluyendo tan sólo una etiqueta.