Empresas que se declaran en quiebra a causa del Covid-19

Empresas que se declaran en quiebra a causa del Covid-19

Antes que nada debemos entender el significado de «quiebra» empresarial. Las empresas que se declaran en quiebra no pueden hacer frente a los pagos que deben realizar (pasivos), porque estos son superiores a sus recursos económicos disponibles (activos).

El término bancarrota proviene del italiano «banca rotta» y significa «bancarrota», utilizado cuando los compromisos económicos superan a los recursos disponibles. Esto se debe también a que el primer banco moderno fue fundado en Génova, Italia en el año 1406, su nombre era Banco di San Giorgio.

De igual manera, las empresas que se declaran en quiebra o bancarrota lo hacen sobre todo para reorganizarse y completar una reestructuración financiera bajo la lupa de un sistema judicial.

La bancarrota no significa desaparecer del mercado, y a veces esto no afecta el funcionamiento de sus filiales, franquicias etc. En pocas palabras, es una estrategia empresarial para pedir protección al poder judicial y no ser demandada por bancos, accionistas, empleados, proveedores etc.

Empresas que se declaran en quiebra (Covid-19).

A continuación te dejamos una lista de ciertas empresas muy reconocidas a nivel mundial que han declarado quiebra.

La firma de comercio minorista de lujo Neiman Marcus se declaró en quiebra.

Según fuentes, Latam Airlines no podría pagar a los bancos y se declararía en quiebra, acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos.

La aerolínea colombiana Avianca ya se declaró en quiebra acogiéndose al Capítulo 11 de la Ley de quiebras de Estados Unidos.

Otra aerolínea, la ecuatoriana Tame se declaró en quiebra después de acumular pérdidas por más de 400 millones de dólares.

Uno de los tour operator más importantes de Inglaterra, Specialist Leisure Group, se ha declarado en quiebra, después de verse duramente golpeado por la crisis del Covid-19.

La empresa de telecomunicaciones Digicel, con sede en Jamaica y que brinda servicio en todo Centroamérica y Oceanía, se ha declarado en bancarrota al tener una deuda de unos 7.400 millones de dólares.

La popular cadena de tiendas por departamento creada en el 1902, J.C. Penney, solicitó protección a las autoridades de EEUU por bancarrota.

La empresa de alquiler de vehículos Hertz se declaró en quiebra en Estados Unidos.

El proveedor de satélites de comunicaciones Intelsat, también pide protección por quiebra.

Otra famosa cadena de ropa J.Crew se declaró en bancarrota.

Renault podría desaparecer si no recibe ayuda del gobierno francés.

A pesar de que las ventas eCommerce representan el 13% del total, no son suficientes como para compensar las pérdidas de ventas en tiendas. Adidas está al borde de la bancarrota.

El fabricante de aeronaves civiles y militares Dassault y Airbus avisan de bancarrota.

El grupo editorial McClatchy que publica el Miami Herald, The Kansas City Star y docenas de periódicos en todo Estados Unidos se declaró en bancarrota.

La lista de empresas golpeadas por el impacto de la pandemia del coronavirus es mucho más extensa de lo que nos imaginamos. Aplazar pagos, obtener financiación, reducir gastos son algunas de las estrategias para evitar la quiebra de las PYMES por el coronavirus.

La reducción de personal debe ser el último gasto que nos planteemos recortar. La clave está en resistir, en mantenerse vivos, para que el cierre sea temporal. Analizar a fondo si realmente es un negocio rentable en los próximos años. Reinventarse y digitalizarse para un próximo arranque económico en segunda. Y para los jóvenes, decidir bien su carrera para prepararse a lo que estamos viviendo y lo que vendrá.