Conoce nuestros servicios publicitarios, el equipo de la agencia y nuestro multipremiado blog de marketing y tendencias.

Benchmark del marketing
digital en Paraguay

Menu

Más música, más productividad

8 AÑOS
ANIVERSARIO

Stuff We Love

Cómo un estilo de música puede influir en tu productividad laboral

Creo que la música es un elemento muy importante en nuestra vida. Desde que nos despertamos y hasta cuando hacemos ejercicios, el estilo musical que escuchamos influye en nuestro estado de ánimo y rendimiento. También al momento de trabajar, la música puede afectar la productividad laboral de forma positiva o negativa.

La música nos acompaña en todas partes, podemos estar manejando en la carretera, estar concentrados redactando un texto o estar con amigos hablando de temas varios y, para cada ocasión, el estilo musical puede llegar a influir en nuestra conducta y estado de ánimo.

Imagínate estar en un club nocturno con tus amigos escuchando Beethoven. Esto puede llegar a cambiar mucho tu noche.

Más música, más inteligencia

En una publicación anterior vimos algo de creatividad, el pensamiento divergente, el analítico y la innovación en el marketing, y qué tan diferentes son las personas dependiendo de su inclinación hacia el lado derecho o izquierdo del cerebro. Algunos usan más un lado del cerebro antes que el otro y eso influye en las habilidades de lógica y creatividad.

Ser una persona que tiende a usar más un lado que otro del cerebro influye con las habilidades de lógica y creatividad.

Por ejemplo, los músicos tienen cerebros mucho más propensos a ser simétricos y estudios muestran en ellos resultados más altos en las pruebas de inteligencia tradicional. Esto indica que los dos lados de su cerebro funcionan mejor juntos, así que, culturizarse sobre música y escucharla hace que seamos más inteligentes.

Cómo la música instrumental puede influir en tu productividad laboral

La música debería ayudarnos a que el trabajo y las tareas que tenemos que hacer durante el día sean más agradables.

Investigaciones demuestran que escuchar música aumenta el rendimiento laboral y la eficiencia en cumplir la tarea. Quienes trabajaban con música completaban sus tareas más rápidamente y sacaban mejores ideas en comparación a quienes no. Los empleados que fueron analizados demostraron signos de mayor felicidad y eficiencia al escuchar música y esto se traduce, en muchos casos, en un gran aumento de productividad.

Es decir, una empresa puede lograr mayor beneficio económico a través de la música que difunde, o de los gustos musicales que escuchan sus empleados durante sus jornadas laborales.

En un lugar de trabajo ruidoso, unos audífonos pueden ser un escape siempre y cuando la música que estemos escuchando logre que nuestra mente se concentre en la tarea que estamos haciendo.

La investigación del Dr. Lesiuk se centra en cómo la música afecta el desempeño de un empleado en el trabajo.

Te dejo un vídeo del Dr. Lesiuk acerca de un estudio que demuestra que el 81% de las personas son más productivas en su trabajo al escuchar música.

La tendencia hoy son las oficinas coworking, todos juntos, y el ruido puede hacerte perder la concentración ante un trabajo más desafiante; un par de auriculares pueden ser realmente la mejor alternativa.

¿Y qué de las canciones?

Las letras de las canciones pueden influir negativamente en tu productividad laboral

Las canciones con voces a menudo pueden resultar ineficientes para cumplir una tarea laboral que requiera de mayor concentración.

Un estudio realizado hace poco tiempo demuestra que el 75% de las personas son más productivas en su trabajo al escuchar música instrumental. La investigación demuestra que la música que contiene letras o líricas, distrae.

Estar pendiente de lo que dice el cantante o que el cerebro esté pensando en las letras, se considera un elemento distractor.

Por ejemplo, para personas que trabajan en redacción, en tareas relacionadas con el lenguaje como escribir o redactar un texto, escuchar música con letras sería como una conversación face 2 face con otra persona que habla al mismo tiempo ¿Resultado? ¡Sopa de letras! Pero, cabe resaltar que las letras pueden no tener el mismo efecto para otras profesiones, por ejemplo, para los arquitectos el estudio demostró que las canciones con letras ayudan a su rendimiento.

Música familiar, la que conocemos de memoria

Estudios confirman que la música que ya conocemos, que es familiar a nuestro oído, es ideal para el enfoque. La razón es simple, una canción o una música que no escuchamos anteriormente hace que intentemos entenderla y ver cómo sigue la canción. En cambio, la música que nos resulta familiar ya la sabemos de memoria. Prestarle atención requiere de menos esfuerzo mental.

Por suerte, al momento de trabajar gran parte de las personas escuchan playlist de música conocida y no nuevas canciones o experiencias sonoras.

Música que ya conoces es = a reacción desconocida

Aunque influya el gusto musical de cada individuo, nuestra memoria es amplia y el cerebro es un universo desconocido, por lo que no podemos confirmar que un estilo de música es más bueno que otro para mejorar el rendimiento en el trabajo.

A continuación vamos a tratar algunos estilos musicales que ya fueron analizados y el por qué funcionan mejor que otros.

Música Clásica

La música clásica del período barroco tiene un impacto muy bueno en la productividad laboral y es considerada como la mejor forma de arte. Aún así la música clásica no es una opción para todos, para muchos es aburrida. Pero esto no le quita su efectividad.

Sin embargo, no toda la música clásica genera el mismo efecto. Las tonadas dramáticas de Toccata y Fuga en D menor podrían no ser tan apropiadas. Las composiciones más delicadas son mejores.

Esto no encaja… pero te lo dejo por la simple razón de que es una pieza muy famosa y lo asombroso de como puede contribuir la música clásica en una escena en el cine de autor, fascinante.

Música Electrónica

La música electrónica como estilo es repetitivo y en muchas ocasiones esto hace que mejoremos la concentración.

No toda la música electrónica puede influir en la productividad positivamente. Los estilos ambient, minimalistas y con tonos más repetitivos son los ideales.

Los sonidos casi “hipnóticos” de la música electrónica sin letras son perfectos para tareas de mucha concentración y redacción, además, están asociados en varios aspectos a la música clásica. Te dejo dos ejemplos para que lo compruebes, el famoso productor de música electrónica Plastikman y el director ruso Valery Gergiev.

La música electrónica y la música clásica están evolucionando, abajo te dejo un ejemplo. Jeff Mills, unos de los padres de la música electrónica techno, junto a la Montpelier Philharmonic Orchestra. Genial.

¡Experimenta!

Cualquier estilo musical lo suficientemente suave como para no desviar la atención y el enfoque, es bueno para que esté en tu playlist durante el horario laboral. Si es un poco repetitivo mejor aún.

Jazz, hip-hop, rock, EDM, blues ¡todos pueden funcionar! Hay personas que dicen que escuchar canciones con mucha letra no les molesta durante el trabajo. Si estás en desacuerdo con que la música puede influir en la productividad, te invito a hacer tus propios experimentos de como la música puede influir en la productividad. ¡Te puede sorprender! Hasta la próxima.

ESTAMOS
PARA
AYUDARTE


Intuimos que juntos podemos lograr grandes números.