Categorías
Marketing y Ventas Paraguay

Por qué invertir más en publicidad mientras dura la crisis

Hay un viejo dicho que propone: “si la vida te da limones, hacé limonada”.

Curiosa manera de sintetizar la capacidad de ciertas personas para adaptarse a situaciones de crisis y transformarlas en oportunidades.

Otra frase que nos viene a la mente es tal vez, más explícita: 

En tiempos de crisis, están los que lloran y los que venden pañuelos.

En todo caso -y recordando siempre que se trata de simples metáforas- la realidad es que, ni la limonada ni los pañuelos van a encontrar compradores si no se dan a conocer.

En el siglo pasado, digamos antes de internet,  el fabricante de limonada podría haberla ofrecido en un pequeño puesto al aire libre, con un gran cartel que anunciara: “Limonada fría a 5 mil”. Incluso podría haber quitado un préstamo y pagado una pequeña campaña de publicidad en alguna radio local para darse a conocer entre los vecinos.

El vendedor de pañuelos en cambio, habría optado por ir adonde el cliente está (en una primitiva estrategia de marketing one to one). Para lograrlo se habría equipado con un maletín de muestras y habría visitado a cada vecino en su domicilio, tocando a la puerta para ofrecer su producto. O tal vez, habría hipotecado su casa, el auto y el perro para costearse algunas salidas en televisión en horarios laterales.

Ahora imaginemos a ambos fabricantes/vendedores intentando salir adelante en un contexto más actual. Más concretamente, en plena pandemia.

Ni el puesto de limonada podría funcionar libremente, porque las personas ya no circulan casi, y mucho menos, están dispuestas a esperar unas junto a otras a que les sirvan comida o bebida en un lugar público.

El vendedor de pañuelos tampoco lograría vender ni uno solo, puesto que la circulación está restringida y ya nadie quiere tomar contacto con personas extrañas, y menos abrirle la puerta de su casa, salvo expreso pedido o necesidad extrema.

Entonces? Dejamos de vender limonada y de ofrecer nuestros pañuelos?

Claro que no.  Los empresarios de este país no son de los que se rinden fácil.

  Francesco Bocanelli es el nuevo Presidente de la Asociación de Agencias Digitales del Paraguay

Pensaron en hacer publicidad? Podríamos preguntarle entonces a los fabricantes de limonadas y pañuelos…

Y ellos, con lógica mercantil podrían responder:

Vos estás loco mi socio?…cómo voy a hacer Publicidad justo ahora, que no estoy vendiendo nada?

A lo que podríamos contestar:

Precisamente, porque no estás vendiendo nada, necesitás invertir más en Publicidad.

Bien, todo lo que acabás de leer parece una historia demasiado obvia.

De hecho, en esta nueva coyuntura del Covid-19, muchas marcas y empresas razonan como el vendedor de limonada o el fabricante de pañuelos. Y no es la primera vez que esto sucede.

Frente a cualquier contexto de retracción económica, el primer rubro que se recorta es el de la Publicidad o –más ampliamente- el del Marketing.

Esto puede parecer obvio, pero no es en absoluto, lógico ni adecuado.

Es que el más puro sentido común indica justamente lo contrario: en el medio de una crisis, la publicidad no puede ser la primera en sufrir el recorte. De hecho debería ser, al contrario, habría que invertir más en publicidad.

Es que la Publicidad hace un montón de cosas que los fabricantes de limonadas y pañuelos no pueden hacer porque están demasiado ocupados fabricándolos.

La Publicidad analiza al público e identifica al que necesita un producto para resolver una necesidad o un simple deseo.

Selecciona los mejores momentos del día o de la noche para hablarle a esas personas.

Elabora mensajes que hablen en su idioma y en sus códigos, según su edad, actividad, intereses y educación. Identifica qué es lo que la gente piensa, siente, teme o sueña, para que esos mensajes generen empatía y simpatía por la marca que les habla y los motiven a comprar y a volver a comprar. Porque si conquistamos el corazón de la gente, será más fácil luego, conquistar su bolsillo.

Pero sobretodo, la Publicidad elige el medio para que esos mensajes lleguen fuerte y claro, haciendo que cada guaraní invertido, rinda más y mejores conversiones o como se decía antes, eleve las ventas.

Las audiencias habitan y se comunican principalmente a través de sus perfiles. Interactúan en las redes. Consumen entretenimiento y estudian en páginas on line.

  Top ONG de Paraguay en medios sociales

Y cada vez están menos interesadas en que alguien les quiera vender cualquier cosa.

Por eso hoy más que nunca, el conocimiento profundo de estas nuevas audiencias digitales y de los recursos disponibles para ponernos en contacto con ellas, es tan importante como la materia prima con la que se fabrican esos productos, o los trabajadores dedicados a producirlos y a venderlos.

Porque en un mercado de Crisis Global, no hay crecimiento, y mucho menos hay recuperación sin Publicidad, y aún recortando la Publicidad tradicional, no hay futuro posible sin Marketing Digital.

En tiempos de vacas flacas, puede faltar dinero para todo, pero sin dejamos de invertir en Publicidad, podemos quedarnos sencillamente, sin una sola vaca. Al contrario, hay que invertir más en publicidad.

Son al final de cuentas, tiempos de hacer mucho con muy poco. 

Habrá que afinar el lápiz y encontrar soluciones nuevas para problemas nuevos.

El Mundo ha cambiado de paradigma en todo, menos en una cosa: mientras haya fabricantes de pañuelos y limonadas, habrá Publicidad que ayude a seguirlos vendiendo.

Querés conocer una nueva plataforma para poner al consumidor digital en contacto con tu producto. Buscás generar conversiones en forma rápida y sin rodeos, optimizando tu inversión publicitaria? Conocé Accionable by Latamclick.  Soluciones con los pies en la tierra, en un mundo patas para arriba.

Te la hago corta si no tenés tiempo de leerlo todo.

La Publicidad visibiliza a tu producto, entre otros cientos de productos y entre millones de mensajes que hoy bombardean a las personas en todas sus pantallas.

En un contexto de crisis, tu empresa es como un barco navegando en plena noche, en medio de una tormenta.  Y la Publicidad son las luces de ese barco. 

Si apagás las luces, si suprimís la Publicidad, nadie verá a tu marca y probablemente, tu barco se perderá en medio de la tormenta sin que nadie se entere y con todos sus tripulantes a bordo.