Tranquilidad total

Prosegur necesitaba fortalecer su imagen de marca en una época en la que la contratación de seguridad para el hogar y los vehículos aumenta sustancialmente: fin de año y vacaciones.

Desarrollamos una propuesta que tomó como elemento común y diferenciador aquel por el cual todo el mundo reconoce a Prosegur tradicionalmente: el cartel de color amarillo.

De esta manera, cada vez que una persona ve un cartel en la calle, piensa en la campaña, y cada vez que ve la campaña evoca el cartel que vio en la calle.

Tranquilidad total Prosegur

11 años ayudando a nuestros clientes a construir sus marcas y hacer crecer sus negocios.