Slow fashion, una industria de la moda más sustentable

en Nuestro Mundo

en Nuestro Mundo

La sustentabilidad llega al mundo de la moda para demostrarnos que se puede lucir bien y cuidar al medio ambiente al mismo tiempo.

Disminuir la contaminación ambiental es el gran reto de la década. Industrias como la química, automotriz y manufacturera han comenzado a cambiar sus estándares de productividad para ser más amigables con el medio ambiente. Sin embargo, hay una industria que muy pocos imaginan que genera más contaminación que todas ellas: la moda.

La industria de la moda es de las más contaminantes del mundo. Se sabe que solo la industria del petróleo la supera en materia de contaminación y esto por diferentes motivos. ¿Se puede cambiar esta tendencia? La respuesta es sí, y está en la Slow Fashion, una industria de la moda más sustentable.

Una industria global

La moda emplea a más de la sexta parte de los trabajadores del mundo. Tan solo con este dato es sencillo imaginar todos los recursos que debe consumir una industria que fabrica millones de prendas para un mercado que demanda nuevas piezas todos los años. Es por esto que se están dando pequeños pasos para que la moda avance hacia la sostenibilidad.

Prueba de ello está en el manifiesto de Edelkootrt. Holandesa de nacimiento y una de las voces más influyentes del mundo de la moda, ha levantado su voz para denunciar la situación detrás de la industria que genera toneladas de desperdicio cada año.

Una crítica directa al concepto de moda rápida que ya es habitual en nuestros días y un cuestionamiento clave: ¿cómo es posible que una prenda cueste tan poco dinero cuando debe ser fabricada con materia prima que se siembra, cultiva, cosecha, hila, corta, cose, procesa, se etiqueta y se transporta? Algo está pasando.

El nacimiento de la slow fashion

Es justamente el concepto de moda rápida, tan dañina para el ambiente, la que ha permitido el nacimiento de la Slow Fashion, una industria de la moda más sustentable, lenta y responsable. Una verdadera forma de contribuir con el planeta.

Conceptos que van desde el alquiler de ropa, reparación de prendas y propuestas más complejas como la confección de nueva ropa a partir de fibra obtenida de los desechos que la misma industria genera. La Slow fashion se basa en la economía circular alzando una única premisa: limitar el uso excesivo de recursos.

Claro está, el reto no está en la aplicación de estas propuestas dentro de la industria sino de las posibilidades reales de que los consumidores se adapten. El mercado actual está acostumbrado a un consumo rápido y excesivo, hábito que no es sencillo cambiar.

Greenpeace a la cabeza del movimiento

No es extraño que Greenpeace sea quien lidere el movimiento que busca cambiar la industria de la moda para siempre. Gracias a su manifiesto de la moda, han logrado reunir a activistas ligados a la industria, personajes influyentes y otras personalidades que conocen a fondo este mundo.

Y es que no todo se trata del consumo excesivo de recursos. La industria también emplea químicos y libera sustancias al medio ambiente que son altamente contaminantes. La razón de ello está en la creciente demanda y necesidad de reducir costos. Factores que se repiten en otras industrias con el mismo problema.

A pesar de las dificultades, Greenpeace ha logrado avances significativos. De hecho, en el Milano Fashion Week del año 2017 presentó un informe que conglomeraba más de 400 propuestas exitosas, replicables y que representaban a una industria más sostenible.

Moda lenta en progreso

La slow fashion, una industria de la moda más sustentable ya llegó y está entre nosotros. Las grandes empresas de la moda, ligadas en principio al mundo de la moda rápida están empezando a unirse a la tendencia.

H&M por ejemplo ha introducido en sus diseños el uso de materiales ecológicos. Adoptando tejidos naturales y métodos de fabricación responsables con el medio ambiente, la marca ha logrado reducir el uso de nylon tradicional con econyl. Un material fabricado a partir de residuos que contaminan los océanos.

Para seguir promoviendo el cambio, este será el año de la Green Carpet Fashion Awards, un evento que busca premiar a los diseñadores y sus colecciones más innovadoras, siempre que cumplan con los estándares éticos y medioambientales que el mundo de hoy exige.

Latamclick – Social Media

©2018 Latamclick - Made with ♥ from Paraguay
Política de Privacidad