Las grandes historias nunca terminan: Storytelling, el arte de contarlas para vender más

en Marketing y Ventas, Nuestro Mundo

en Marketing y Ventas, Nuestro Mundo

Como nos dice Wikipedia: storytelling, la narración de historias es el acto de transmitir relatos valiéndose del uso de palabras y/o imágenes. Para entender lo importante que es el storytelling para tu marca, imagina que te vas al supermercado y tienes que escoger entre dos marcas de leche, el precio es el mismo y los ingredientes son los mismos.

La primera marca escribe en su packaging información básica sobre su contenido y cuántas vitaminas o grasas tiene, la segunda marca te cuenta una historia (utilizando palabras e imágenes) sobre el origen de su leche, cómo se alimentan sus vacas, que ayudan a los productores locales, reciclaje etc.

Cuál marca de leche comprarías? Probablemente la segunda.

Por esta razón que el storytelling es una pata muy importante para el marketing. Permite a una marca entrar en contacto con los consumidores a través de la narración persuasiva de su historia.

Desde siempre que la humanidad ha intentado explicar todo lo que está a su alrededor contando una historia. Libros, mitos y leyendas que lograron entregar sus mensajes a toda la sociedad.

Cuáles son los elementos principales para contar historias que nunca terminan?

Para que tu marca comience a contar una historia debes preguntarte, ¿por qué? ¿Por qué hago lo que hago? Explica cuál es tu misión, los objetivos y valores de tu marca.

Puedes crear un personaje. Sin un protagonista, una historia puede aburrir. Como en el cine, siempre hay que presentar a los personajes para que el espectador se enganche con la película.

Además, tener un protagonista es más creíble e interesante para tus consumidores.

Las grandes historias nunca terminan, para esto hay que “cambiar el guión”, actualizarse, estar al paso con las nuevas tecnologías y medios para demostrar al consumidor que tu marca mejora cada vez más, que no se quedó estancada en el pasado. Cuenta lo de antes, cómo se pudo hacer lo que se hizo – libro abierto y adonde quieres ir.

Creatividad, planificación y estrategia, sin estos 3 ingredientes no vas a poder contar una buena historia. Busca inspiración antes que nada. Navega, escucha, observa, lee… frases, imágenes, música. En todos lados se encuentra inspiración para crear una historia.

Ejemplo de storytelling: Airbnb

Es conocido en el mundo por su increíble contenido: fotos espectaculares, historias de personas reales, pasión por los viajes que inspiran.

Su contenido se centra en las personas, tanto las de sus empleados como la de sus clientes. Tienen una sección completa en su sitio web llamada Airbnb.com/stories y está llena de videos y biografías de hosts e invitados de todo el mundo. Me encanta que la marca recuente historias de las historias de sus clientes, y permita a sus consumidores ver personas reales que mejoran sus vidas.

Ejemplo de storytelling: A Love Story…

Inicié este artículo hablando de leche. Así que quiero mostrar un pequeño ejemplo de storytelling para una campaña de concientización de Friends of the Earth.

En fin, stop de tecnicismos y formalismos del oficio, solo habla a tus consumidores a través de historias atractivas, reales, que inspiren a tu público. Las marcas que mejor las cuentan, venden más. Hasta la próxima.

¿Te ayudó este artículo?
Las grandes historias nunca terminan: Storytelling, el arte de contarlas para vender más
5 (100%) 6 votos


©2018 Latamclick - Made with ♥ from Paraguay
Política de Privacidad